Mitos sobre los planes de pago al invertir

Mitos sobre los planes de pago al invertir
Invertir es una actividad que pretende dejar  una ganancia mayor al capital gastado inicialmente ya sea  a mediano o largo plazo.  Claro que esto conlleva un riesgo exponencial de que exista una pérdida de dinero, que el terreno el cual elegimos no se encuentre en una zona que vaya a crecer, que el precio sea demasiado alto para obtener un ingreso nuevo, o que sea muy complejo hacer la inversión debido al papeleo, etc. Existen muchos mitos en los que se alega que hacer una inversión siempre será, en cuanto a la ganancia que puede conllevar, un riesgo muy alto, que es imposible que vaya a crecer en un tiempo considerable. Todos estos son totalmente falsos y carecen de algo que lo sustente.

La realidad de la inversión

La realidad sobre los planes de pago al invertir se centra en que, con la investigación correcta del terreno deseado y un plan de negocio para el lugar, se puede hacer una inversión importante con ganancias.

Mitos entorno a la inversión de terrenos

Además de los ya mencionados, el invertir tiene aún más mitos en torno a sus planes de pago que no parecen tener fundamentos, pero mucha gente cae en creerlos:

1. Invertir en tierra no es rentable

Mayormente se cree que cuando inviertes en un terreno, más vale que sea para crear un negocio como una tienda pues invertir en tierra “no es redituable”; no hay manera de crecer. Cuando se invierte en tierra se crea la oportunidad de crear negocios que hagan que la zona comience ganar plusvalía: además de que el costo será mucho más bajo y las ganancias a largo plazo serán mucho mayores y altos.

2. Importa más la idea de negocio que la zona del terreno

No basta con que una idea de negocios sea “la mejor que existe en la industria” colocar tu negocio en un terreno el cual no es visitado o concurrido, que siquiera tenga conexiones con carreteras, evitará que este se desarrolle con efectividad. Claro, la idea de negocio es importante. No obstante, también depende de la ubicación junto con la relación del plan de acción.

3. Las zonas privadas son excesivamente caras

Si bien los planes de inversión en zonas privadas pueden ser de poca accesibilidad, no son inalcanzables. Invertir en un área de este tipo es una excelente idea cuando tu negocio busca incrementar su calidad.

4. Entre menos zonas comerciales alrededor; más oportunidades de crecer en el mercado

En una zona que es transitada, siempre se encontrarán locales comerciales que tengan giros varios con la posibilidad de atraer a las personas que por ahí circulen.

5. Los terrenos no brindan rendimiento considerables

Es mito en los planes de inversión la afirmación que lo que deja más dinero son los departamentos y casas, no obstante, se ha comprobado que los terrenos llegan a tener una tasa de inversión de hasta 20% anual. Existen varios planes de inversión que serán de alto beneficio y demostrarán que todos los mitos son solo eso: falsas realidades que carecen de certeza.