La mejor decisión que puedes tomar con tu pareja: invertir en terrenos

La mejor decisión que puedes tomar con tu pareja: invertir en terrenos
Planear un futuro con tu pareja requiere de largos periodos de reflexión y deliberación, se debe de tener en cuenta qué es lo que le conviene a los dos sin descuidar el aspecto individual; cada uno debe de estar de acuerdo con lo que se va a hacer, más que eso incluso: a los dos les debe de emocionar. En muchas relaciones de pareja, el decidirse a adquirir una propiedad significa una etapa avanzada en la relación. Pero incluso en este momento, pueden surgir desacuerdos sobre el tipo de propiedad que les conviene. Por ello, nosotros te explicaremos por qué invertir en terrenos es la mejor opción para cualquier tipo de intereses.

¿Por qué conviene invertir en terrenos?

La compra de bienes raíces, y más aún cuando se hace en un estado como el de Yucatán, puede ser vista como una muy segura forma de inversión. Si le comparamos con otras, encontraremos que una de sus principales virtudes es que el dinero no puede desaparecer de la noche a la mañana, sino que el bien tangible ahí estará.

Versatilidad en la inversión

Los lotes de inversión generalmente cumplen con la característica de estar ubicados en zonas de próximo desarrollo. Es por ello que, tal vez, en el momento que los adquieres no pueden ser habitados inmediatamente, pero en poco tiempo ya será posible. Con esto no estamos sugiriendo que este es el único uso que podrás darle a tu terreno, sino que tu podrás decidir cómo le sacas el mejor fruto a tu inversión.

Finanzas claras

Lo lógico sería pensar que cada persona va a aportar el 50% de la propiedad, sin embargo, no en todos los casos esto es posible, por lo que deberán de tener muy claro cómo se encargarán de cubrir el costo del terreno.

Un negocio muy rentable

En la compra de un terreno todo puede salir bien si se hace con información y prudencia. Como dijimos antes, los lotes de inversión están en zonas de próximo desarrollo, por lo que incrementarán su valor drásticamente en el futuro próximo. Por lo tanto, podrás decidir qué es lo que quieres hacer con el terreno cuando sea el momento preciso.

Pensar que pasaría si…

Por último, te recomendamos tener un plan de contingencia por si las cosas no salen como esperabas. Nadie hace planes pensando que saldrán mal, pero es imposible saberlo, por lo que, antes de comprar el terreno, pregúntense “¿qué pasaría si…? No temas a hacer una inversión financiera con tu pareja, la realidad es que es una oportunidad para iniciar a crear un patrimonio propio.