Glosario inmobiliario para principiantes

Glosario inmobiliario para principiantes
Imagina que después de muchos meses de pensarlo, y con la finalidad de mejorar tus finanzas tomas la decisión firme de comprar un terreno o una casa, un bien inmueble. Te diriges a comprarlo y, cuando llegas el vendedor comienza a hablarte con tecnicismos que parecen más cercanos a una invocación diabólica que al español. Esto evidentemente complicaría muchísimo la comunicación entre tú (comprador) y el vendedor, por ende, hacer la comprar resultaría una idea no tan atractiva para ti, nadie quiere comprar algo que no entiende. Nosotros comprendemos que la terminología inmobiliaria puede ser muy confusa, pero no te preocupes, el día de hoy explicaremos alguno de los términos más frecuentes en la compraventa de inmuebles.

Inversión:

Tiempo, dinero o esfuerzo, todos son valores que pueden invertirse en la búsqueda de un objetivo mayor. En palabras más bonitas, “invertir” es una acción que consiste en emplear capital en una actividad de emprendimiento con el objetivo (expectativa) de obtener un beneficio, ganancia adicional o ingreso. Todo gasto puede ser considerado una inversión si tiene como fin conseguir un retorno de la inversión. En otras palabras, invertir es gastar de forma inteligente.

Propiedad privada:

A ver, yo entiendo que muchos pueden tener noción de lo que es la “propiedad privada”, no obstante, quiero definirlo de manera correcta para que las nociones se conviertan en certezas. La propiedad es la facultad o derecho de poseer algo, se usa para nombrar a lo que resulta objeto de dominio dentro de los límites de la ley (como una casa). Ahora, privado, por su parte, es lo particular y personal de cada individuo (y que, por lo tanto, no pertenece a la propiedad estatal o pública) Si combinamos ambos términos, tenemos que “Propiedad privada” se refiere al derecho de poder adquirir algo sobre lo que únicamente tú tienes voz y voto.

Avalúo:

Es el mecanismo por el cual conocerás el valor comercial de un inmueble que quieres comprar o vender. Este sirve para saber que el precio es correcto y justo de acuerdo al mercado, también es útil para el notario, pues le ayudará a calcular los impuestos que deberás pagar por comprar tu vivienda.

Enganche:

Es el monto que la institución financiera no cubrirá, en pocas palabras, debe salir de tu bolsillo. Con normalidad corresponde al 20% del valor total del inmueble. Esto sirve para asegurar la compra.

Asesor patrimonial:

Es la persona que te asesora para elegir el crédito más conveniente de acuerdo a tus posibilidades, basándose en tu presupuesto, historial crediticio y capacidad de endeudamiento.

Crédito a tasa de interés fija:

Esto funciona como un seguro, pues los intereses del financiamiento que recibiste no incrementarán durante la vida de tu crédito, facilitando tu control sobre el abono mensual a tu deuda. En realidad hay una terminología mucho más amplia en el mundo inmobiliario, pero la intención de este artículo es hacer que tus procesos de compraventa sean menos tediosos pues conociendo los términos más frecuentes puedes manejarte con mayor soltura y de esta manera, hacer una mejor compra.