Cómo asegurar la educación de tus hijos invirtiendo en terrenos

Cómo asegurar la educación de tus hijos invirtiendo en terrenos
En nuestro país, un gran número de niños deben de acudir a escuelas particulares porque la educación pública, muchas veces, no cumple con los estándares de calidad que los padres quieren. La educación privada puede costarte un ojo de la cara si se trata de solventar día a día, sin embargo, existen varias formas de asegurar el futuro de tus hijos ahorrando desde tiempo antes de tener que pagar las colegiaturas, de esta forma, el golpe económico no será tan fuerte. Algunos de los instrumentos que puedes utilizar para ahorrar para la educación de tus hijos son fideicomisos como fondos de ahorro, seguros, entre algunos otros. Todos ellos son métodos seguros y estables, aunque el rendimiento que de ellos obtienes durante mucho tiempo puede ser inexistente o muy bajo. Por ello, para que la inversión que destines a asegurar la educación de tus hijos sea lo más rentable posible, nosotros te recomendamos que inviertas en terrenos. Aquí te explicamos por qué.

Beneficios de la inversión en terrenos para asegurar la educación de nuestros hijos

Plusvalía

Si decides invertir en un terreno, asegúrate que este esté en una zona de alta plusvalía. Para saberlo, podrás tomar en cuenta si en los últimos años ha subido el precio de terrenos aledaños, nuevos desarrollos inmobiliarios cerca del terreno –nuevos hospitales, centros comerciales, inmuebles habitacionales, etcétera–. Esto te dará una muy clara idea de qué tan grande será el rendimiento que podrás esperar de un inmueble. Asimismo, es importante aclarar que el mercado inmobiliario en Mérida es muy prometedor, incluso en lo que se refiere a la plusvalía. Hay algunas zonas de la ciudad que en cinco años aumentaron en un 50% su valor comercial.

Diferentes formas de exprimir tu inversión

Existen muchas maneras obtener ganancias una vez que tienes un terreno. Dependiendo cuánto tiempo tengas para empezar a cosechar los frutos de tu inversión, podrás hacer un plan que te permita hacerlo de la mejor manera posible. Si tus planes son a largo plazo, como probablemente lo serán si estás pensando en la educación de tus hijos, podrás rentar el terreno que tengas mientras aumenta su valor y, una vez que la plusvalía haya hecho su trabajo, puedes vender tu propiedad a un precio mucho mayor que el inicial.

Tienes un bien tangible

A diferencia de los instrumentos financieros que los bancos te venden, los terrenos son un bien que, sin importar los cambios en el mercado, las caídas en la bolsa o lo que sea, seguirá estando en el mismo lugar que siempre