5 motivos por los que invertir en terrenos en Yucatán

5 motivos por los que invertir en terrenos en Yucatán
Cuando se habla de depositar tu dinero en cualquiera de los tipos de inversión disponibles, siempre es importante analizar las opciones para tu capital. Saber dónde se puede obtener mejores resultados es clave fundamental para lograr una satisfacción como inversor; muchas personas con capital deciden entrar al mundo de los bienes raíces (como comprar lotes para construir, invertir en terrenos en zonas en desarrollo o comprar casas). Esto representa un mercado en crecimiento ya que es casi seguro que se tendrá un retorno de inversión estable y creciente.  Sigue leyendo porque en este artículo hablaremos de las ventajas de invertir en terrenos y la gran oportunidad que representa esto para los que desean expandir su patrimonio.

Por qué debes invertir en terrenos

Cuándo las personas tienen la inquietud por incrementar la cantidad de sus bienes, es común que contemplen en primera instancia adquirir una casa o departamento antes de plantearse la opción de apropiarse de un terreno. Desde luego todo depende de lo que desees y necesites. Para llegar a una decisión que sientas conveniente es importante sopesar todas las opciones que tienes disponibles, ya que el no hacerlo puede provocar que tengamos un inmueble que no te sea útil o rentable. Tan solo piensa: ¿qué tan común son los casos de familias que tienen inmuebles adicionales a su casa que solo existen para que se vayan a limpiar una vez a la semana? Contemplar y sobretodo comprender las tendencias del mercado con respecto a la compra-venta de tierras, pondrá en perspectiva el tipo de inversión que te beneficia. Si tú te identificas con este planteamiento, es decir, estás contemplando invertir en bienes raíces, a continuación te mencionamos 5 tips que te serán de mucha ayuda.

1.Inversiones en zonas de próximo desarrollo económico

El país está creciendo y la opción en invertir en tierras es cada vez más recomendable, sobretodo en lugares donde la llegada de inversiones extranjeras ge­neran una crecimiento económico positivo. En la actualidad, un terreno bien ubicado ofrece ventajas enormes que hacen que las propiedades crezcan en valor conforme se vaya desarrollando el área donde se encuentren. Como ejemplo de lo anterior, adquirir terrenos en zonas donde ya exista un desarrollo en puerta hace que un terreno se cotice menos de lo que valdrá en un futuro (es una simple cuestión de compra barato y vende/renta por más dinero después). Por ello destinar presupuesto para comprar lotes cerca de zonas costeras es una buena idea, puesto que es común que se vayan habilitando sitios turísticos y residenciales en esos lugares. El punto de aprovechar la oportunidad es que tarde o temprano llegará la inversión en infraestructura y es ahí donde podrás gozar de un óptimo retorno de capital. ¿No te gustaría adelantarte a la demanda y conseguir propiedades a precios accesibles mientras tienes la oportunidad? Por ejemplo, en los puertos de Yucatán se pronostican 33 000 empleos gracias a la inversión extranjera, aumentando la actividad económica en las costas y sus alrededores en los próximos 20 años. Por ello, empresarios tanto locales como de otros estados y países que tienen la oportunidad de invertir, centran su atención en el sureste yucateco para lograr el éxito financiero. La gran cantidad de terrenos que por el momento sigue disponible, los precios competitivos y el inevitable desarrollo de Yucatán son fuertes indicadores de la oportunidad de adquirir un patrimonio que en el futuro, resultará más que rentable.

2. Rentabilidad a largo plazo

Una de las grandes y principales ventajas de destinar capital a propiedades, es que su crecimiento en plusvalía, con el paso del tiempo, se hace altamente redituable. El retorno de la inversión en bienes raíces suele presentarse en mediano y largo plazo, dependiendo cuánto capital hayas aportado inicialmente. Si en la actualidad tienes ahorros pero deseas que te rinda el dinero, te convendría adquirir un lote a precio accesible que se ubique en alguna zona donde se proyecte un fuerte crecimiento (lo que mencionamos en el punto anterior) en lugar de otros bienes que a la larga no te generarán beneficios de valor. Por ejemplo, imagina que tienes $40,000 en tu cuenta de ahorros y la oportunidad de pagar el enganche de un auto o comprar un terreno por el mismo precio, ¿cuál es la mejor decisión?. Recuerda, lo mejor no siempre es lo que más se desea en el momento sino lo que sea más redituable. Si elegiste invertir para sacar tu auto, el valor de esos $40,000 irá teniendo una devaluación cada vez mayor con el paso del tiempo, caso contrario de haber invertido en el lote. La clave de las inversiones es tener la paciencia para darles tiempo de rendir frutos, de lo contrario solamente estás apostando en el presente. Si lo piensas bien, pensar a futuro siempre va a ser más beneficioso. Volviendo con el ejemplo, en 15 años es probable que ya no tengas ese auto porque finalmente decidiste venderlo (a mucho menor precio de lo que te costó) para poder enganchar uno nuevo. Si por el contrario decidiste comprar el lote, seguramente a esas alturas ya empezó a generar utilidades. Incluso puede que ahora no solamente te de para el enganche del coche, sino para comprar uno más atractivo que el que inicialmente podrías tener. ¿Mucho mejor, no lo crees? Una persona siempre le puede sacar provecho a su inversión teniendo en claro lo que va hacer rendir más y mejor su dinero, esto a pesar de que que la retribución no sea inmediata. Invertir en terrenos sin duda es una alternativa estable y segura, más que cualquier otro negocio, sobretodo los que son de índole especulativo (como en el caso de los bitcoins y demás criptomonedas que actualmente están marcando tendencia en el mundo de la inversión). Si quieres invertir piensa a futuro siempre.

3. Inversión sin sacrificar libertad financiera

Los terrenos tienen un precio inferior al suelo urbanizado. Por lo tanto son más accesibles y versátiles. En el futuro, cuando la situación sea totalmente distinta al presente, podrás cimentar algo que vaya totalmente acorde a las características que necesites. Además, si lo que deseas es generar rentabilidad, puedes beneficiarte al venderlo una vez que su valor haya aumentado y eso sin haber gastado cantidades exorbitantes al obtenerlo. Invertir en terrenos es relativamente barato, puedes adquirir uno con un capital pequeño y sin necesidad de recurrir a un préstamo del banco. Un lote residencial tiene un costo de adquisición muy elevado, pues al adquirirlo estarás pagando la infraestructura, el tiempo y la ganancia de la constructora. En cambio, puedes adquirir un lote de inversión de mayor tamaño a un precio muy accesible y además garantizando que multiplicará su valor. Por ejemplo, hoy en día los terrenos al norte de Mérida en una zona residencial de 405 m2 puede costar $1.4 millones de pesos o más, mientras que un lote de inversión con las mismas medidas pero ubicado a 20 minutos de Mérida te podrá costar aproximadamente $50,000 pesos (y si hablamos de conseguir uno a meses sin intereses pues mucho mejor ¿no?). Sin embargo, es lógico pensar que estos precios con el paso del tiempo pasarán a la historia, lo ideal es aprovechar el momento.

4. Menos gastos administrativos y de mantenimiento

Un terreno no solo es más accesible en precio de adquisición sino también es mucho más fácil y económico de mantener comparado a una casa; ya que el cuidado que requiere consumirá poco tiempo, dinero y sobretodo energía de quien tenga que ver todo este problema de logística. Como bonus agregado, prácticamente te olvidarás de pagar servicios como luz, agua, gas, etc. En resumen, administrar un lote sin construcción es más fácil y brinda un mayor rendimiento de tu inversión y lo mejor, no sacrifica un gran desembolso económico inicial para su obtención.

5. Autonomía

El comprar un terreno brinda poder de decisión total. La persona que adquiere uno puede hacerlo sabiendo que está adquiriendo un canvas en blanco para hacer con él lo que quiera, ya sea a presente o futuro.  Por ejemplo, hay gente que quiere comprar un terreno buscando construir una casa de retiro, mientras que hay otras que buscan heredarlo a hijos o nietos. La decisión es de quien compre el terreno. En caso de que la idea de invertir en un terreno no sea para habitar sino para vender o rentar cuando sea oportuno, tienes la ventaja de poder abarcar un mayor mercado ofreciéndolo con un sinfín de usos. Recuerda, un terreno además de tener potencial para ser una casa personalizada al gusto del cliente, puede utilizarse para cultivo, agricultura, comercio y más. Siempre tendrás una oferta para diferentes tipos de demanda, por lo tanto será mucho más fácil para ti cerrar tratos satisfactorios.

Invierte hoy y crea cimientos para tu futuro

Los lotes de inversión al ser terrenos sin ningún tipo de construcción, básicamente son tierra virgen que aumenta su valor exponencialmente hasta que un inversionista reconozca su valía y lo compre. En resumen adquirir terrenos económicos te ofrece la ventaja de no necesitar gran capital de inversión al momento. Si logras tener visión sobre el terreno al que estás invirtiendo, la propiedad te dará altos rendimientos, superando por mucho la plusvalía de una casa construida en un lote residencial. Si actualmente estás pensando sobre tus opciones, te recomendamos invertir en zonas donde se prevé un crecimiento futuro que estén bien ubicadas y que ofrezcan una buena facilidad de pago (para más consejos puedes seguir este enlace). Cuando hablamos de comprar un terreno siempre es mejor no pensarlo tanto porque puede que su precio sea mayor en un futuro porque ya les habrá alcanzado el crecimiento demográfico. Si tienes ganas de invertir, considera hacerlo en terrenos porque siempre son una buena alternativa donde seguro se sacará una ganancia independientemente de lo que se haga con ese lote.